¿Qué es una Tarjeta de Vídeo y cómo Funciona?

/

Una tarjeta gráfica o tarjeta de video es una tarjeta de expansión que se conecta la placa base del ordenador. Su objetivo se centra en procesar los datos provenientes de la unidad central de procesamiento o CPU; para luego, transformarlos en información comprensible y representable en un dispositivo de salida, como por ejemplo un monitor, televisor (TV) o proyector.

Algunos otros términos menos conocidos para referirse a una tarjeta de vídeo pueden ser: tarjeta gráfica, adaptador de gráficos. También se suman otros como: adaptador de pantalla, adaptador de vídeo, controlador de vídeo o placas de complemento (AIB).

En la actualidad existe una amplia lista de compañías que se dedican a la fabricación de tarjetas de vídeo. Pero casi todas ellas incluyen una unidad de procesamiento gráfico (GPU) de la corporación NVIDIA o AMD; ya que son los principales fabricantes de este tipo de procesador.

Tipos de tarjetas de vídeo

Tarjeta de video dedicada
Tarjeta de video dedicada

Las tarjetas de video pueden ser clasificadas en dos tipos fundamentales: las tarjetas integradas y las tarjetas dedicadas. Muchos ordenadores modernos, especialmente las laptops, no tienen tarjetas de vídeo dedicadas, sino que las tienen integradas directamente en la placa base. Esta característica permite reducir el costo de un ordenador, pero también sacrifica la potencia del sistema gráfico. Esta variante es aconsejable para dispositivos de uso doméstico y de negocios que no requieran de capacidades gráficas avanzadas. Ya que el procesador, en estos casos, debe dedicarse a tareas comunes como la navegación en internet o el procesamiento de imágenes más sencillas.

Por otro lado, las tarjetas gráficas dedicadas son conectadas aparte en el ordenador como una unidad de hardware adicional. Estas liberan al CPU del ordenador de realizar tareas complejas; como el procesamiento de los datos visuales que demandan los videojuegos y los programas de edición de videos y fotografía más potentes.

Por lo general las placas base que tienen el vídeo incluido permiten que el BIOS inhabilite esta funcionalidad en el procesador de ordenador; liberándose así de esta carga de la cual se encargará el chip de la tarjeta de vídeo instalada en una ranura de expansión. Mediante el uso de una tarjeta de vídeo dedicada se puede mejorar el rendimiento general del sistema; porque estas incluyen su propio módulo RAM. Incluyen, además, reguladores de energía y su propia refrigeración para que la RAM del sistema y la CPU se puedan utilizar para otras cosas.

Funcionamiento de una tarjeta de vídeo

Todas las imágenes que puedes observar a través de tu monitor tienen que ser procesadas primeramente antes de llegar a tus ojos. Esta es la función básica de una tarjeta de video, obtener los datos que le envía el procesador del ordenador y transformarlos en información visual.

La tarjetas de vídeo se instalan en las ranuras de expansión en la placa base utilizando el estándar PCI Express. La gran mayoría de las tarjetas gráficas actuales son del formato PCIe, sin embargo, existen otros formatos como el PCI y AGP. Estos últimos son estándares más antiguos y no utilizan el mismo tipo de comunicación con el CPU y con otros componentes tan rápidos como PCIe.

Componentes de una tarjeta gráfica

Las tarjetas gráficas, como explicamos anteriormente, incluyen una unidad de procesamiento gráfico o GPU que es el corazón de estas tarjetas. El GPU es un procesador, como el del CPU, pero está dedicado al procesamiento de gráficos; su único objetivo es aligerar la carga de trabajo del procesador central del ordenador. Al igual que un procesador normal, el GPU está formado por varios núcleos con un procesamiento independiente. La potencia de la tarjeta de video dependerá de la cantidad y la capacidad de procesamiento de estos núcleos.

Otro de los elementos que componen una tarjeta gráfica es la memoria gráfica de acceso aleatorio o GRAM. Está formada por varios chips de memoria que almacenan y transportan información entre sí. Aunque estas no son muy determinantes en el rendimiento de las tarjetas, si no son utilizadas pueden limitar la potencia de la GPU. Las GRAM son clasificadas en dos tipos, primeramente, están las dedicadas, que es cuando la tarjeta gráfica las incluye y dispone exclusivamente para su uso; y en segundo lugar están las compartidas que es cuando se utiliza la memoria RAM para realizar su función.

El convertidor digital-analógico de memoria de acceso aleatorio o RAMDAC es un circuito conversor de señal digital a señal analógica. Su función es transformar las señales digitales que genera la tarjeta gráfica en analógicas que serán interpretadas por el monitor. Dada a la creciente popularidad de los monitores con señal digital ya sean DVI o HDMI, el RAMDAC está quedando obsoleto; ya que no es necesaria realizar la conversión a la señal analógica. Sin embargo, muchos monitores en la actualidad aún conservan la conexión analógica VGA siendo imprescindible en estos casos.

En resumen, todos los dispositivos que requieran de una pantalla, desde Portátiles, tabletas, hasta los teléfonos inteligentes, tienen tarjetas de vídeo; aunque estas son más pequeñas y por lo general no son reemplazables.

¿Cómo saber qué tarjeta de vídeo tienes?

En Windows, la forma más fácil de saber qué tarjeta de vídeo tienes instalada es usando el Administrador de dispositivos. En este puedes encontrar la información de la tarjeta de vídeo en la sección Adaptadores de pantalla. Mediante el empleo de programas que muestran información del sistema y del hardware del ordenador, como por ejemplo Aida64; puedes conocer de igual manera que tarjeta gráfica tienes. Además, estos brindan información referente al fabricante del ordenador, modelo, versión del BIOS, temperatura, cantidad de memoria y otros detalles más.

En el caso de las computadoras de escritorio, abrir el gabinete del ordenador es otra forma de ver qué tarjeta de vídeo está instalada. En el caso de las laptops es un poco más complejo debido a que son más compactas y tendrás que desmontar el dispositivo completo. Hacer esto, por supuesto, requiere del conocimiento necesario y es aconsejable hacerlo solo si planeas reemplazar la tarjeta de vídeo. Pero, si sólo deseas ver la información de la tarjeta, es mejor hacerlo a través del software mencionado anteriormente.

¿Cómo instalar o actualizar los controladores de tarjeta de vídeo?

Una tarjeta de vídeo, al igual que cualquier otro tipo de hardware, requiere un controlador de dispositivo para comunicarse con el sistema operativo. El mismo proceso que usaría para actualizar cualquier tipo de hardware se aplica a la actualización de un controlador de tarjeta de vídeo.

Otra forma muy segura de obtener controladores estables y libres de malwares, es descargarlo directamente del sitio web del fabricante de la tarjeta gráfica. Para esto necesitas saber qué controlador necesitas y por supuesto cuál es el fabricante, sabiendo esta información sólo resta realizar una búsqueda en Google.

Si por el contrario no conoces el controlador específico que necesitas, o si no sabes descargar e instalar el controlador manualmente; puedes usar algún programa como el DriverPack para detectar automáticamente el controlador que necesitas e incluso descargarlo por ti.


Créditos de imágenes: Pexels, Amazon y Pixabay.


Artículos relacionados que te podrían resultar interesantes

Deja un comentario